Zonas de escalada

Abella de la Conca (Isona)

En la parte meridional del Pallars se esconde una de las zonas menos visitadas y conocidas del gran entramado de escuelas leridanas. Es Abella de la Conca, un pequeño pueblo del Prepirineo en cuyas paredes ha nacido un centenar de vías sobre un calcáreo de envidiable calidad. Como suele ocurrir en estos terrenos grisáceos, la escalada se vuelve exigente; en ocasiones, desesperante. LOS cazadares de grado fácil, rápido y barato no se van a sentir muy a gusto al pie de las paredes de Abella. El grado de la zona es ajustado, no regala nada. Si vienes de las escuelas de la región, es aconsejable cambiar el “chip”: acude a escalar vías bonitas en un entorno privilegiado. Tómate unos días de adaptación a la roca; los primeros pegues pueden resultar frustrantes.

Número de vías:
45
Altura máxima:
60m.
Altura media:
25m.
Acceso:
Siguiendo la carretera que une Artesa de Segre con Tremp (C- 1412), al llegar a la altura de Isona, coger la L-511; en el punto kilométrico 3 sale, a la izquierda, el desvío hacia el pueblo de Abella de la Conca.
Access:
From Isona, go to Abella de la Conca (L-511). To get to to two of the crags, follow the track on the left, before getting to the village. To get to the third sector, follow the track in Abella.
Content:
Nice and calm zone with one of the Lleida's calcareous most spectacular. Abella de la Conca is a small village of the PrePyrenean where several routes have been created. To climb here is hard, sometimes exasperating.
Dónde dormir:
No hay ningún tipo de alojamiento ni en Abella ni en Isona. El refugio de Cellers (Terradets) o Vilanova de Meià son los alojamientos habilitados para escaladores más cercanos. La acampada está prohibida, pero con furgo o vivaqueando con disimulo se puede dormir.
Where sleep?:
Bivouacs in the area. There are two mountain huts, one in Cellers (Terradets) and another in Vilanova de Meià.
Dónde coger agua:
En el pueblo.
Where to catch water?:
In the village.
Advertencias:
De momento no existen porque no vienen muchos escaladores. En la zona se ven buitres y rapaces de todo tipo, pero como tenemos muchas paredes no hay problema de cohabitación. Si alguien abre vías en zonas de nidificación comenzarán los problemas. Las montañas del término municipal de Abella están sometidas a las normas de un PEIN. Tened cuidado en epoca de caza (otoño e invierno) con las batidas del jabalí, sobre todo en los sectores del Congost de Gasó.

Deja un comentario